Sesiones de postboda

La sesión de postboda es un capricho muy especial que os animo a daros.

• El día de vuestra boda pasa tan rápido que no os dais cuenta. En estas sesiones tan especiales podéis hacer homenaje a aquel que fue vuestro gran día de forma más relajada, menos planificada. Solo vosotros y una cámara.
• Un lugar diferente donde despedir vuestros trajes de casados. Podemos meternos al agua, andar de puntillas por el césped o revolcarnos en la arena.
• Le daremos a vuestra historia la luz que más os gusta si fue demasiado tarde o demasiado temprano para el atardecer, si llovió o si estaba nublado.
• Podéis incluir la sesión en el álbum.
• Podéis traer detalles que para vosotros son importantes: lucecitas, humo, confeti, una guitarra…
• Una sesión más desenfadada e íntima en la que el protocolo queda un poco atrás si os apetece ir cómodos, con chupas de cuero o con el pelo suelto.

¿Hablamos?

Si has llegado hasta aquí y quieres saber un poco más pregúntame sin compromiso.