Sesiones de preboda

Muchas parejas se muestran reticentes a la hora contratar un preboda, pero cuando al final se animan nunca se arrepienten.

• Os ayuda con la vergüenza, a los cinco minutos os habréis olvidado de que existo, siempre pasa. Como consecuencia, las fotos serán muy naturales y diferentes.
• Establecéis con el fotógrafo una relación más fluida que, a la vez, os servirá para naturalizar la situación y sentiros más cómodos también el día de vuestra boda.
• Tendrás fotos profesionales con tu pareja. Seguro que lleváis un montón de tiempo juntos y apenas tenéis fotografías de verdad, sin móvil y sin palo selfie.
• Será un día diferente y pasaréis un rato divertido. La excusa perfecta para dejar atrás, por unas horas, todos los preparativos de la boda que tanto os estresan.
• Podréis encargar invitaciones personalizadas con las fotografías de la sesión. Podemos enseñarte varios ejemplos.
• Vamos a hacer fotos dónde y cómo vosotros queráis. En el preboda hay cabida para todo. ¿El sitio? Yo tengo unos cuantos pero si algún lugar es especial para vosotros, ¡allá que vamos!

¿Hablamos?

Si has llegado hasta aquí y quieres saber un poco más pregúntame sin compromiso.